Tanto las palabras como el agua


                                                                                                AmplificadoresNO  linealestitulo 1

Soledades, de Alberto Cerro
Con la colaboración del Taller de Interfaces Electrónicas del Centro Multimedia, de Enrique Hernández (Xkethus), de Hernani Villaseñor, de Abel Arellano y de Mauro Herrera Foro A/B, de la Galería de Arte Electrónico “Manuel Felguérez” del Centro Multimedia

Tanto las palabras como el agua

Pasos de un peregrino son errante
cuantos me dictó versos dulce musa,
en soledad confusa
perdidos unos, otros inspirados.
(vv. 1-4)

déjate un rato hallar del pie acertado
que sus errantes pasos ha votado
a la real cadena de tu escudo.
(vv. 30-32)
Luis de Góngora y Argote, “Al duque de Béjar”, Soledades.

La instalación para una sola persona de Alberto Cerro, Soledades, toma de don Luis de Góngora los poemas homónimos y genera con ellos un ambiente inmersivo en el que las palabras, como manantiales, brotan. El artista sonoro espacializa seis diferentes interpretaciones de los poemas, con el fin de que, al interior de una habitación en penumbra, el usuario, en soledad, las halle con la ayuda de unos audífonos inalámbricos. Al trasladarse dentro del cuarto, se escucha un rumor ascendente, que se intensifica al acercarse al punto del que las palabras emanan. Impedidos por la oscuridad, los ojos del que busca son reemplazados por su oído para llegar a acompañar a los que en soledad recitan. Así, siguiendo la orilla de este río sonoro, los pasos del caminante son guiados por los versos del poeta áureo hasta encontrar su fuente: el lugar exacto en el que el sonido se encuentra estático, sólo para escuchar un flujo de metáforas e hipálages que recorren sin cesar su cauce.

Tres tipos de grabaciones conforman la instalación. En las del primer género, el poema resuena con todos sus acentos y palabras. En la segunda clase de interpretación, se pasa gradualmente del murmullo al verso y del verso al murmullo. En las últimas, sólo el ruido del que habla sin hablar logra ser percibido, pues únicamente se marca la articulación de los sonidos, sin producir verdaderamente palabra alguna. Con lo anterior, se ilumina la intención y la intensidad de estos fonemas mudos. La parte no lingüística del discurso es focalizada y las pequeñas piedras con las que la boca tropieza revelan en la oscuridad elementos del habla que antes no podían haber sido notados. Errabundos, los pasos escuchan el trayecto a seguir; los susurros y los versos, segundo a segundo, se actualizan según el camino que se tome, aumentando o disminuyendo su volumen.

Al igual que cuando se entra a un cuarto inundado en sombras, el poema exige que el que lo oye, sin indicaciones de comienzo y fin, se oriente. Los pasos del que entró como espectador son, ahora, peregrinos de oído, únicos testigos de este seis veces recital. Sólo el tacto puede ayudar en esta búsqueda, reconocimiento y orientación son las agujas de la brújula que direccionan hacia lo que entre las paredes y la oscuridad se esconde. El pie que acierta es recompensado con el rumor de los versos. El negro del cuarto, iluminado por el sonido, se vuelve mar, ave, bosque, río y pez.

Dejarse hallar por la instalación sonora de Alberto Cerro requiere comprender su propuesta y dejar que estos poemas, que en 2013 y 2014 cumplen cuatrocientos años de haber sido escritos, se llenen de un nuevo significado. No sólo se cuestiona el sonido mismo al aislarlo de distintas maneras —oscuridad, silencio, ruido—, sino que la poesía, al ser recitada, se transforma en luz a través del oído. La inserción del escucha dentro del poema se vuelve una metáfora de él mismo dentro de un cuarto en el que sólo algunas palabras se comprenden, en el que el movimiento de la voz arrastra hasta el punto en el que las imágenes se escuchan con más fuerza.

Mario Mendicuti Abarca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s