Las redes sociales como interfaz con nuestras emociones

Ecualizaciones1

A mediados de 2014 el artículo científico Experimental evidence of massive-scale emotional contagion trough social networks revelaba que, en 2012, Facebook junto con algunos académicos habían dirigido un estudio en el que, durante una semana, se manipularon las emociones de 690 000 usuarios de esta red social. Deliberadamente se mostraban publicaciones negativas y positivas en la página de Noticias (News Feed), con el objetivo de inducir a los usuarios a sentirse felices o tristes, lo cual se reflejaba a su vez en las publicaciones de estos mismos usuarios.

Facebook Mood Manipulation The G

La realización del estudio causó gran revuelo, puesto que ninguno de los participantes en el experimento dio su consentimiento expreso para participar. En última instancia, la compañía de Mark Zuckerberg tuvo que disculparse. Con este antecedente en mente, la artista y programadora Lauren McCarthy creó el Facebook Mood Manipulator, una extensión para Chrome que permite filtrar las publicaciones de acuerdo a las emociones que se desean experimentar. Así, se puede decidir cuán positivo, emotivo, agresivo o abierto quiere sentirse uno. De acuerdo a McCarthy, el ejercicio que nos propone no sólo se trata de una reflexión en torno a las cuestiones éticas involucradas en el experimento llevado a cabo por Facebook, sino en el uso de la tecnología como una interfaz con nuestras emociones.

La extensión funciona mediante Linguistic Inquiry Word Count, el mismo software usado en el estudio de Facebook y el cual permite determinar el uso de emociones positivas y negativas dentro de un texto. Cualquier persona puede descargar el Facebook Mood Manipulator de manera gratuita desde la página de Lauren McCarthy. Sin embargo, su análisis se encuentra limitado a publicaciones en inglés, por lo que las publicaciones de los contactos que se encuentren en español desaparecerán de la página de noticias mientras se tenga activa la extensión.

Facebook Mood Manipulator

No obstante la limitación del idioma, el gesto que nos propone el Facebook Mood Manipulator cobra relevancia cuando se le piensa como un recordatorio de que el contenido que consumimos en nuestras redes sociales no se encuentra dispuesto de manera neutral, es decir, su orden no es azaroso e irrelevante. Por el contrario, la información que día a día se nos presenta se encuentra filtrada y jerarquizada por una serie de algoritmos que tienen como objetivo descubrir y registrar nuestros hábitos de consumo así como nuestros intereses. Puesto de manifiesto todo ello, habríamos de cuestionarnos quién o quiénes regulan nuestra vida y experiencias digitales, y bajo qué criterios lo hacen. En otras palabras, y como la propia McCarthy lo pregunta en su página: ¿por qué dejar que Mark Zuckerberg decida cómo te sientes?

Puedes descargar la extensión y leer más sobre la misma en la siguiente página: http://bit.ly/1mp2XHO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s