Iterating Grace

Ecualizaciones1

Un misterio recorre las oficinas de las startups de Silicon Valley. Desde hace unas semanas, un autor desconocido ha estado enviando ejemplares impresos del cuento Iterating Grace a los directores de dichas empresas, provocando con ello un creciente revuelo. El cuento, aparentemente inocente, narra la historia de Koons Crooks, un ex-empresario de la primera oleada de las .com que, en su momento, probó las mieles del éxito fácil y rápido. Sin embargo, en los albores del siglo XXI, cuando dicha oleada acabó en una grave crisis económica, Crooks se convirtió en un ermitaño y llevó una vida errática hasta su muerte, sucedida en la ladera de un volcán boliviano, en condiciones inciertas.

iterating grace

Iterating Grace comienza con el hallazgo casual del cuerpo de Crooks, por parte de un joven turista italiano. El cuerpo se encontraba completamente desnudo y en un estado avanzado de descomposición. A su lado, había ropa cuidadosamente doblada y, regadas en los alrededores, notas y libros con anotaciones, presumiblemente escritas por el propio Crooks. El joven hizo llegar estos escritos a un miembro de Anonymous quien, a su vez, las recopiló y envió a empresarios que, al igual que Crooks años atrás, amasan sus fortunas a partir de la innovación y creatividad digital.

Los envíos de Iterating Grace continúan hasta este momento, sin que los misterios que rodean al texto se hayan esclarecido. Los anuncios que hacen, a través de Twitter, los CEOs de las startups cada vez que alguno de ellos recibe un ejemplar del cuento, se han vuelto prácticamente un trend. Pero la verdadera gracia de Iterating Grace reside en la ironía con que refleja los vicios y la decadencia de la cibercultura empresarial. Con fina agudeza, el cuento revela el absoluto vacío que hay detrás de las infinitas aplicaciones, de la avalancha de tweets inspirados, y de la retórica y los valores que emanan del epicentro de la tecnocracia contemporánea. Y esta revelación, a su vez, está causando cierto escozor en Silicon Valley: el mismo tipo de escozor que seguramente sintió el emperador cuando una niña señalándolo gritó: “¡está desnudo!”

En un pasaje del cuento, Crooks reflexiona sobre su vida como empresario de las .com:

¡Éramos como un ejército de hormigas! Sólo piensa en cómo cargan y construyen. Nosotros hacíamos lo mismo: cargar y construir. Pero lo que llevábamos era la nada más absoluta. No puedo recordar tiempos más felices que aquellos.

Alexis Madrigal, editor de la revista web Fusion, fue uno de los destinatarios de los envíos del autor anónimo. Y, para deleite del resto del mundo, decidió colgar Iterating Grace aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s